lunes, 30 de abril de 2018

Lecciones a extraer del Private Equity para con la inversión en bolsa


El private equity viene a traducirse en la inversión en activos no cotizados, mayoritariamente en empresas que no cotizan en las bolsas. Escuchando una conferencia de Alejandro Muñoz, y José Antonio Larraz, socios fundadores de la gestora de fondos Equam Capital, en la que nos cuentan su experiencia pasada en private equity (conferencia que recomiendo, la tenéis aquí), estos nos extraen una serie de lecciones útiles para el inversor a la hora de enfrentarse a la inversión en negocios que cotizan en bolsa.

Private Equity y empresas
El private equity, cuando se traduce en la inversión en empresas no cotizadas, requiere estudiarlas a fondo por el inversor. Imagen: Euskaltel

Tabla de Contenidos

1 El valor del largo plazo cuando inviertes en empresas, en negocios
2 Centrarnos en el valor, y no tanto en el precio
3 Estudiar y entender los negocios, frente a leer noticias y ver cotizaciones

- El valor del largo plazo cuando inviertes en empresas, en negocios


Siendo cada vez menor el plazo de tiempo que, en media, los tenedores de acciones mantienen estas, hasta plazos ciertamente descabellados, menores al año, es importante destacar lo ilógico de esto. Estamos hablando de una empresa, como otra cualquiera, con la única particularidad de que cotiza en bolsa, y todo negocio requiere de un tiempo de maduración para aportar valor añadido.

En el private equity, nos contaba José Antonio, tu no puedes comprar cualquier empresa, sino sólo las que están en venta, y además es muy raro encontrarlas a precios irreales, por ser muy baratos. Las encuentran en precio, con su precio, si no justo, sí ajustado, por lo que lo que se paga normalmente es, ni más ni menos, lo que vale en ese momento el negocio. La ganancia del inversor en private equity vendrá dado por lo que suceda en los próximos años, en la capacidad de generar valor de la empresa objeto de compra. Y así, no queda más remedio en el private equity de ser paciente y esperar al largo plazo, para que cuando la empresa haya acumulado capacidad de generar valor, y por lo tanto valga mucho más, otro inversor te pague un precio ajustado por la misma, ajustado a su nueva realidad.

En el caso de la inversión en bolsa se tiene la ventaja de que los precios son cambiantes, y a veces ofrecen oportunidades, cotizando empresas a precios literalmente de derribo, si lo que buscamos es comprar, y de precios desorbitados si lo que buscamos es vender. Así, las bolsas nos dan la oportunidad de comprar un negocio por menos de lo que vale, pero además si esperamos unos años a que el negocio aumente su valor, le podremos sacar muchísima más rentabilidad (por supuesto, no hay que ser rígidos, si compramos hoy un negocio barato, esperando a que con el paso de los años el mercado reconozca su valor, si sube hasta su valor objetivo en un mes pues habrá que vender –lo importante es ser capaces de aguantar al largo plazo, si el mercado no reconoce hasta entonces su valor–).

Empresa de fabricacion de botellas y private equity
Si compramos acciones de Vidrala, compramos una participación en la propiedad de un negocio que fabrica botellas. Imagen: Alimarket

- Centrarnos en el valor, y no tanto en el precio


Mirar todos los días las cotizaciones subir y bajar es algo en los que todos hemos caído, pero que ciertamente no aporta nada. Aquí Francisco García Paramés, gestor del fondo Cobas (y autor del didáctico libro "Invirtiendo a largo plazo"), aportaba algo sencillo pero ciertamente útil: no mirar las cotizaciones hasta que cierre el mercado. Y esto porque nos distrae mucho la volatilidad diaria, y de haber oportunidades, sean de compra o de venta, tendremos así el resto de la tarde y la noche para darle una pensada con tranquilidad, para no precipitarnos.

En el caso del private equity no existe esta posibilidad de tener precios todos los días, aunque eso no significa que el valor de los negocios no varíe también en el caso de las empresas no cotizadas. Esto es algo ciertamente curioso, la gente que es propietaria de inmuebles, como estos no cotizan, vive tranquila pensando que estos valen siempre lo mismo, aunque ciertamente conforme pasa el tiempo su valor va cambiando; en cambio, cuando son propietarios de acciones lo pasan fatal, porque tienen la oportunidad de ver en directo como su precio (que no su valor, y aquí es donde fallamos) cambia a diario.

Hay que centrarse en analizar cuánto valen los activos, y si los compramos, porque son una oportunidad, habrá que centrarse, periódicamente, en analizar si siguen valiendo lo mismo, más o menos, pero no en si suben o bajan más o menos a lo largo del día (por supuesto, tampoco es buena idea desconectar por completo, pero sí parece sensato ver las cotizaciones al final del día).

Empresa fabricante de vinos y Baron de Ley
Si compramos acciones de Barón de Ley, nos convertiremos en propietarios de una empresa fabricante de vinos. Imagen: Navarra Capital

- Estudiar y entender los negocios, frente a leer noticias y ver cotizaciones


Muchas veces, cuando se ha empezado a invertir directamente a través de los mercados bursátiles, nos centramos en ver cómo evolucionan los precios y en leer, como mucho, las noticias de la prensa salmón. Sin embargo, deberíamos priorizar el leernos los informes anuales de las empresas en las que invertimos o estamos valorando si invertir, trimestralmente ver las cuentas y lo que la empresa tiene que decir, leer informes o libros del sector en particular en el que se incardina la empresa, etc.

En el private equity normalmente no hay muchas noticias sobre las empresas que pueden ser objeto de compra, no por nada, sino porque los medios no ofertan información sobre empresas que no interesan al gran público (y la mayoría no se dedica al private equity, sino a la inversión en empresas cotizadas en bolsa). Así, al inversor no le queda más remedio (y ciertamente es una ventaja que así sea) que hablar con aquellos que dirigen las empresas, leer todo lo que esta publique e informarse por otras fuentes de cómo funciona el negocio, la competencia o el sector en general.

----------

- Otros artículos sobre inversión en bolsa


+ Cómo no empezar a invertir en bolsa

+ Volatilidad y rentabilidad de la inversión

+ La inversión como proceso de descarte

+ Inversión y especulación: concepto, funciones y ventajas

+ La edad a la hora de empezar a invertir

----------

Por Javier García de Tiedra González, Graduado en Derecho por la Universidad de Cádiz.