sábado, 17 de marzo de 2018

Dos responsabilidades clave del ciudadano para con su participación en fondos de inversión


En los últimos años, tenemos la inmensa suerte –al menos en España– de que el acceso a los fondos de inversión, de la posibilidad de invertir en ellos, se ha extendido a prácticamente todos los bolsillos, reduciéndose los mínimos de inversión a cantidades normalmente asequibles. Esta democratización de los fondos de inversión, aunque abre la puerta a que todos tengamos la posibilidad de poner nuestro dinero a trabajar, de rentabilizar nuestros ahorros, requiere básicamente que el ciudadano sea responsable en dos sentidos o momentos: a la hora de elegir el fondo de inversión en cuestión, y a la hora de tomar decisiones de suscripción o reembolso una vez es partícipe del mismo.

Ciudadano buscando fondo de inversion
La elección acertada de un fondo de inversión requiere por parte del ciudadano una mínima educación financiera.

Tabla de Contenidos

1 Libertad y responsabilidad a la hora de invertir
2 Responsabilidad primera del ciudadano: elegir un buen fondo de inversión
3 Responsabilidad segunda: correcta toma de decisiones del partícipe de fondos de inversión
4 Vídeo: cómo afrontar caídas de mercado y volatilidad

- Libertad y responsabilidad a la hora de invertir


Estas dos responsabilidades no son ninguna tontería, y si el ciudadano no está dispuesto a tomárselo en serio, o directamente no se ve capaz, hará bien en abstenerse de invertir con estos vehículos, ya que como veremos caso contrario tendrá las de perder.

El mundo empresarial, y hay que recordar que al final los fondos de inversión navegan en esas aguas (al menos, aquellos que invierten en renta variable, en negocios cotizados), es un mundo muy meritocrático y duro. El que asigna debidamente capital, en negocios que crean valor y que no están debidamente valorados en las bolsas, tiene como techo el cielo, pero el que se equivoca tiene también un suelo, perderlo todo.

A este respecto, hay que tener en cuenta dos datos, directamente relacionados con la necesidad de que el ciudadano, si se decide por los fondos, nunca deje de ser responsable en esos dos aspectos: la inmensa mayoría de los fondos de inversión lo hace peor que los índices (es decir, no se gana sus comisiones, ya que con un ETF o un fondo indexado ganaríamos más) y, en el supuesto de haber acertado con el fondo, los partícipes tienden a obtener rentabilidades mucho menores que las que obtienen los fondos en los que participan (precisamente por la segunda de las responsabilidades, acertar en la toma de decisiones acerca de si suscribir nuevas participaciones, reembolsar las que se tengan o no hacer nada).

Fondos de inversion e indices de referencia
La mayoría de fondos de inversión no baten a sus índices de referencia, siendo la 1ª responsabilidad del inversor seleccionar los adecuados.

- 1ª Responsabilidad del ciudadano: elegir un buen fondo de inversión


Como en cualquier negocio, aquí no hay ninguna garantía de que vayamos a acertar por seguir una serie de pautas, pero sí que es cierto que podemos reducir las posibilidades de equivocarnos (que es, precisamente, lo que un buen gestor tiene que hacer a la hora de invertir, acertar más veces que las que yerra).

+ Analizar el desempeño del gestor en el pasado a largo plazo: rentabilidades y comisiones

Para aumentar nuestras posibilidades de acertar con nuestro fondo de inversión, deberemos atender primeramente a su track record, es decir, a sus rentabilidades pasadas (por supuesto, con el suficiente período de tiempo, absteniéndonos de valorar sólo 1, 2 o 3 años, y buscando que dichas rentabilidades sean después de descontar las comisiones del fondo o fondos). Y es que, si bien es cierta aquella manida frase de que "rentabilidades pasadas no garantizan rentabilidades futuras", si un gestor lleva 15 años, p. ej., haciéndolo bien, obteniendo rentabilidades superiores a las de su índice de referencia, pues será un punto a favor, mientras que si el gestor en cuestión ha demostrado, con el paso del tiempo, ser un desastre, haremos bien en evitar sus fondos, ya que difícilmente va a cambiar de la noche a la mañana.

+ Investigar las publicaciones del gestor, o sus intervenciones grabadas

De los gestores, teniendo como tenemos hoy día internet, podemos investigar sus cartas anuales, leerlas, así como los artículos en prensa que hayan firmado. También puede resultar útil buscarle en las principales plataformas de vídeos, escucharles, si es que están, y valorar si sus tesis, su forma de invertir, nos convence o no.

A este respecto, y aun cuando sea positivo que un gestor tenga mucha presencia en los medios audiovisuales, tenemos que tratar de evitar el efecto halo. Es decir, valorarles desde la racionalidad, y no desde las emociones, ya que muchos de los mismos son personas ciertamente magnéticas, que inspiran confianza (y muchas veces inspirarán confianza porque la merecen, pero siempre hay que sentarse con tranquilidad y analizar por qué nos convence el gestor en cuestión, ser racionales).

+ Valorar la alineación de intereses entre partícipe y gestor

Como en las empresas familiares, es interesante también en los fondos que los gestores se jueguen su patrimonio en los mismos. Si estos viven de las comisiones y de los bonus de fin de año, tenderán a eso, a priorizar las comisiones y los bonus, mientras que si un gestor dirige un fondo con todos sus ahorros invertidos en él, tenderá a pensar a largo plazo, en las rentabilidades futuras a largo plazo, y así nuestros intereses y los suyos quedarán alineados.

Esto no significa que los gestores que no inviertan sus ahorros en sus fondos vayan per se a hacerlo mal a largo plazo. Es únicamente un punto más a tener en cuenta, cada uno tendrá que valorar si nos fiamos de que el gestor será capaz de priorizar la ganancia a largo plazo de los partícipes frente a su ganancia a corto plazo.

Dia del inversor y fondos de inversion
Los fondos de inversión suelen contar con un día del inversor, anual, que puede ser una oportunidad para conocer a los gestores.

- 2ª Responsabilidad: correcta toma de decisiones del partícipe de fondos de inversión


Decía Peter Lynch, afamado y exitoso inversor americano, que aunque el fondo que él gestionó (el fondo, también americano, Magellan Investment Fund) obtuvo rentabilidades extraordinarias, y de hecho no estuvo un solo año en negativo, sus partícipes, la mayoría de los mismos, no obtuvo estas rentabilidades, e incluso en ocasiones perdió dinero. Esto tiene una explicación sencilla, los partícipes tienden a invertir cuando el fondo está en máximos, y tienden a vender cuando el fondo está en mínimos (es decir, un desastre).

Si hemos cumplido debidamente con nuestra primera responsabilidad como inversores en fondos, y hemos escogido un fondo competente, tenemos que confiar en la labor de su gestor. Los mercados bursátiles suben y bajan, la volatilidad está siempre presente, y esto da lugar a que los activos en ocasiones estén sobrevalorados o infravalorados. Si invertimos en máximos, tenemos muchas más posibilidades de comprar algo que está caro, mientras que si invertimos tras fuertes caídas, aumentan nuestras posibilidades de estar comprando algo tirado de precio.

Para mí personalmente es sencillo, y creo que haremos bien en invertir de esta guisa: a principios de cada mes (o trimestralmente, cada uno establecerá la periodicidad que le venga mejor), echas un ojo a cómo han ido los fondos en los que estás invertidos (tampoco hay que volverse loco seleccionando muchos, pero dos o tres puede ser interesante) y conforme al % de tus ahorros que hayas decidido invertir, inviertes en el fondo que peor se haya comportado. Así conseguimos ir invirtiendo en la parte baja, y a largo plazo ya no es que no logremos las rentabilidades del fondo, sino que las podremos incluso superar (si el fondo X empieza 2018 con un valor de 100, y acaba el año en 100, en principio no habremos ganado ni perdido, pero si vamos invirtiendo en la parte baja cada mes, p. ej. en 90, 80, 70, al final del año sí que habremos ganado dinero).

Ya para finalizar, únicamente decir que la mejor garantía para acertar escogiendo nuestros fondos es formarnos. Mejorar nuestra cultura financiera, aparte de que siempre es positivo aprehender nuevos conocimientos, es la mejor garantía para que nuestras inversiones marchen, en media, de forma positiva.

----------

- Vídeo: cómo afrontar caídas de mercado y volatilidad


Para aquellos que prefieran el formato audiovisual, os dejo a continuación un vídeo de Alejandro Estebaranz, gestor profesional de fondos de inversión, hablándonos sobre el correcto desempeño del inversor en supuestos de fuertes caídas, de volatilidad en definitiva:


----------

Por Javier García de Tiedra González, Graduado en Derecho por la Universidad de Cádiz.