domingo, 31 de diciembre de 2017

Pablo Isla, según Antonio Rubio Merino, antiguo directivo de Inditex


A la hora de encontrar la empresa perfecta con vistas a una inversión a largo plazo, los mejores inversores en empresas cotizadas suelen apuntar, entre otros aspectos positivos a tener en cuenta, la existencia de un buen management. Pues bien, Antonio Rubio Merino ha desarrollado buena parte de su carrera profesional en puestos de dirección de empresas como Prosegur, Carbonell o Abengoa, y también en Inditex. En una conferencia sobre empresarios, directivos y profesionales (a los que califica como "los últimos samuráis", podéis verla aquí), tuvo ocasión, en el turno de preguntas, de hablarnos sobre Pablo Isla Álvarez de Tejera, actual Presidente de Inditex.

Pablo Isla Álvarez de Tejera, Presidente del grupo textil Inditex, durante una presentación de resultados. Imagen: Diario de Pontevedra

Cualquier interesado puede encontrar mucha información sobre Pablo Isla con una simple búsqueda en buscadores, pero he creído interesante compartir con vosotros la opinión de uno de sus antiguos directivos sobre su persona.


Pablo Isla y Amancio Ortega
Pablo Isla junto al fundador de Inditex, Amancio Ortega. Imagen: El Español

- La experiencia de Antonio Rubio con Pablo Isla, brevemente


"También tuve la suerte de trabajar con Pablo Isla, fue mi jefe durante varios años. Teníamos nuestro despacho contiguo. Don Pablo es una persona que yo no sé de dónde saca el tiempo.

Don Pablo es una persona que estudió Derecho, que terminó y se presentó a las oposiciones de Abogado del Estado. El año que terminó Derecho se presentó y las aprobó, y fue número 1 de su promoción. Después estuvo trabajando un tiempecito de abogado, después ha estado en el Popular. Con 30 años era el Secretario General del Banco Popular, una entidad que no acostumbra a regalar puestos. Con 32 era Director General de Patrimonio del Estado, en un momento muy difícil. Con 36 era Presidente de Altadis, la antigua tabacalera. Con 40 era Consejero Delegado de Inditex.

Y Pablo es un señor que a las 9 cuando llega a la oficina ya se ha leído toda la prensa, nacional e internacional, que no para de trabajar hasta las 9 de la noche, que no para de trabajar. Cuando nos íbamos de Road-show, nos montábamos en el avión (habíamos llegado el sábado por la mañana, y nos montábamos el domingo para seguir), y nos daba a cada uno un artículo que se había leído el fin de semana para que nos fuéramos empollando –en el avión íbamos trabajando lógicamente–. Y comía trabajando, y tiene una capacidad de trabajo infinita.

Un don especial para los números, hace deporte, buen padre de familia y encima hasta simpático y buena persona.

Estos son los capitanes de empresa que yo he conocido y he tratado, y me honra, me considero un privilegiado por haber estado cerca de ellos. De la empresa en la que estoy [Prosegur] podría decir lo mismo de mi jefe y de muchos de mis compañeros".

Antonio Rubio Merino, "Asi en la empresa como en la guerra"
Antonio Rubio Merino, Director Económico Financiero Corporativo en Prosegur, durante la presentación de su libro "Así en la empresa como en la guerra". Imagen: Periodista Digital

- Antonio Rubio Merino y su obra "Así en la empresa como en la guerra"


No quiero dejar pasar la ocasión de recomendar "Así en la empresa como en la guerra", del mismo Antonio Rubio (no es el único que ha publicado, pero sí del que puedo opinar tras haberlo leído varias veces).

"Así en la empresa como en la guerra" se podría decir que es el resultado, por un lado, de sus estudios (Licenciatura en Ciencias Económicas y Empresariales, y Licenciatura en Geografía e Historia), y de sus pasiones (la empresa, y el fenómeno bélico).

En el libro Don Antonio encuentra las similitudes y analogías entre el mundo de la empresa y la estrategia bélica, para bien o para mal, de forma que cada capítulo trata un tema en particular (valgan como ejemplos la organización humana, la planificación, los objetivos, el entrenamiento o la planificación), y está su vez subdividido en tres: "en la empresa", "en la guerra" y una reflexión al respecto.

Personalmente me gustó mucho, se aprende de empresa y de historia bélica, de forma amena y con muchos ejemplos de películas (como Master & Commander, Alejandro Magno, El hundimiento o Waterloo). Es un libro muy didáctico, no excesivamente largo (243 páginas) y que permite bien leerlo "de un tirón", como fue mi caso, o bien poco a poco sin perder el hilo, al estar dividido en 18 capítulos perfectamente independientes.

----------

Por Javier García de Tiedra González, Graduado en Derecho por la Universidad de Cádiz.