viernes, 12 de enero de 2018

"Cinderella Man": el riesgo de invertir en bolsa dinero que necesitamos

Cinderella Man, dirigida por Ron Howard y protagonizada por Russell Crowe, es una joya de película. Basada en una historia real, cuenta la vida de James J. Braddock, un boxeador que, tras haber tenido cierto éxito, y haber invertido todos sus ahorros en la bolsa americana, acaba sin un céntimo (coincidiendo con el crac del 29) y sin poder ejercer su profesión, tras diversas lesiones graves.

Cinderella Man y la inversion en bolsa

Básicamente la película nos cuenta cómo, tras estar en esa situación desesperada (desesperada hasta el punto de no tener con qué alimentar a su familia –como muchas otras familias americanas en esa difícil época–), se las apaña para salir adelante volviendo a los cuadriláteros (y como verá quien se anime a verla, con reseñable éxito, mas si cabe teniendo en cuenta su edad).

Es una película de valores, de valentía, de coraje, de lealtad a la propia familia, incluso de resistencia ante la adversidad. Está ciertamente bien, y merece loarse debidamente en el foros adecuados, pero a continuación, centrándome en los temas que tratamos aquí, voy a escribir un poco sobre el único fallo que puede achacarse al bueno de Braddock, y que todos haremos bien en evitar: invertir en bolsa dinero que necesitamos.

Rusell Crowe en Cinderella Man

- Las reglas de la inversión de Warren Buffett


Las reglas de Buffett son archiconocidas: regla número 1, no perder dinero; regla número 2, no olvidar la regla número 1. Sin duda es lo ideal, y está bien tenerlo presente a la hora de invertir (una forma de implementarla es, por ejemplo, invertir en compañías en una situación desahogada, con muy poca deuda o nula, o incluso con caja neta, con dinero ahorrado y disponible por lo que pudiera pasar), pero como somos seres humanos y podemos equivocarnos, o incluso no equivocarnos y tener mala suerte (si en la antigüedad un inversor decidía financiar una expedición de mercaderes experimentados y de gran valía, fletando un navío, y luego un tsunami hace desaparecer al barco y con ello la inversión del inversor, pues es mala suerte), lo mejor es no invertir el dinero que a corto o medio plazo podamos necesitar.

Hay gestores de fondos de inversión, como puede ser el caso de Iván Martín, de Magallanes, que repiten en muchas ocasiones la máxima de que prefiere el coste de oportunidad de no beneficiarse de una inversión potencialmente muy rentable, ante la posibilidad, por las circunstancias de esa compañía, de perderlo todo si algo sale mal. Otros gestores, como Alejandro Estebaranz, de True Value, mencionan lo recomendable de calcular cuanto ganamos si nuestra inversión sale bien, y cuanto perdemos si la inversión se tuerce, y ya entonces decidir.

James J. Braddock, Cinderella Man

- Las ventajas, por parte del inversor, de mantener en liquidez una parte de su patrimonio


Las ventajas de tener una cierta liquidez, es decir, tener un porcentaje de nuestro ahorros disponibles, y sin invertir en renta variable, son dos: 1.º, tenerlo disponible por si, por nuestras circunstancias personales o profesionales, lo necesitamos (el ejemplo más claro sería por la pérdida de nuestro puesto de trabajo); y 2.º, tenerlo disponible para aprovechar momentos en los que el Sr. Mercado nos permita comprar a mejor precio (ya que al final la idea, a largo plazo, es comprar barato en los momentos en los que nadie quiere comprar).

Y no sólo si invertimos directamente en acciones. Si invertimos en fondos de inversión, también es muy deseable. Si un fondo de inversión tiene una rentabilidad, pongamos, de un 6% en un año determinado, y nosotros hemos ido comprando en la parte baja, no lograremos un 6%, sino más (y lo mismo se aplicaría a las acciones, si en enero de 2018 tenemos una acción a 30€, y acaba diciembre en 30€, a priori estaremos igual, pero si hemos ido comprando cuando ha cotizado a 20, 25€, pues tendremos una rentabilidad que compensará que la acción no haya avanzado en ese año).

Volviendo a los fondos de inversión, hay que tener presente que los propios gestores, en ocasiones, mantienen una parte de su patrimonio en liquidez para aprovechar esos momentos de entrada, de precios más atractivos. En cualquier caso, tener liquidez es interesante por el primero de los puntos que hemos comentado: por si por nuestras circunstancias nos pudiera hacer falta.

----------


- Otras películas o documentales de donde extraer enseñanzas para con la inversión


+ "La gran apuesta": enseñanzas para inversores

+ "Becoming Warren Buffett" (HBO): reflexiones sobre el genio de la inversión

+ "Agnelli" (HBO): FIAT y enseñanzas para inversores

----------

Por Javier García de Tiedra González, Graduado en Derecho por la Universidad de Cádiz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario