sábado, 9 de julio de 2016

La intermediación en el mercado de trabajo


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

La intermediación laboral es el conjunto de acciones que tienen por objeto poner en contacto las ofertas de trabajo con los trabajadores que buscan empleo.

Mercado de trabajo y economia

La intermediación laboral tiene como finalidad proporcionar a los trabajadores un empleo adecuado a sus características y facilitar a los empleadores los trabajadores más apropiados a sus requerimientos y necesidades.

Será intermediación laboral la actividad destinada a la recolocación de trabajadores provenientes de procesos de reestructuración empresarial.

La intermediación se puede realizar tanto a través de un contacto directo entre la entidad que facilita el proceso de colocación y las partes interesadas (trabajador y empleador) como a través de procedimientos telemáticos casando la oferta y demanda de empleo a través de medios electrónicos haciendo uso de portales de internet.

La intermediación en la colocación es un servicio público prestado por las Administraciones laborales o por las entidades privadas en coordinación o colaboración con aquél, ofrecido a trabajadores y empleadores.

La intermediación se considera como un servicio de carácter público, tanto si es ofrecido directamente por la Administración Pública como por medio de las agencias de colocación o de las empresas de trabajo temporal. Como servicio público, la intermediación se ofrece al conjunto de la población, si bien no se obliga a su utilización.

La intermediación ayuda y favorece al encuentro de demandantes y oferentes de empleo por lo que se promociona, pero en ningún caso se impone como obligada.

- Servicios públicos de empleo


La gestión de los servicios públicos de empleo, como manifestación de la ejecución de la legislación laboral, se encuentra transferida a las Comunidades Autónomas, que son las titulares y responsables de las oficinas de empleo en su territorio.

Los aspectos normativos, de legislación relativa al funcionamiento de la intermediación como servicio público, corresponde regularlos al Estado, para que exista un mercado de trabajo con reglas uniformes en toda España.

Los servicios públicos de empleo llevan a cabo una labor de intermediación, facilitando a las empresas la selección y contratación de trabajadores que precisan.

La intermediación facilita las posibilidades de colocación a los trabajadores que buscan empleo o de recolocación a los que pretenden mejorar su situación profesional.

Los servicios de empleo desarrollan una labor eminentemente informativa, que propicia el encuentro entre oferta y demanda de empleo.

Los servicios de empleo asesoran a los trabajadores acerca de la forma más efectiva de desarrollar un esfuerzo de búsqueda activa de empleo.

Los servicios de empleo llevan a cabo un diagnóstico individualizado sobre el perfil, necesidades y expectativas de los desempleados, al tiempo que le diseñan un itinerario individualizado y personalizado de empleo.

Los servicios de empleo gestionan importantes mecanismos de formación y reciclaje profesional a los trabajadores que lo precisan, con acreditación oficial a través de la expedición de certificados de profesionalidad.

Los servicios de empleo asumen la labor de evaluación y reconocimiento de las competencias adquiridas por los trabajadores a través de la experiencia profesional práctica desarrollada.

Corresponde a los servicios públicos de empleo la gestión de un amplio número de medidas económicas de apoyo y fomento del empleo.

Los servicios públicos de empleo llevan a cabo una importante labor estadística sobre el funcionamiento y evolución del mercado de trabajo.

El Servicio Público Estatal de Empleo asume la gestión de las prestaciones por desempleo de la Seguridad Social, materia que no se encuentra transferida a las Comunidades Autónomas.

A la Administración laboral se le atribuyen importantes competencias de vigilancia y control de las empresas que realizan labores estrictas de o próximas a la intermediación en el mercado de trabajo.

- Agencias de colocación


Las agencias de colocación son entidades que desarrollan funciones estrictas de intermediación en el mercado de trabajo, complementarias a las efectuadas por los servicios públicos, así como actuaciones relacionadas con la búsqueda de empleo.

Las agencias de colocación operan en el ámbito de las empresas privadas, ya que las Administraciones Públicas no pueden acudir a sus servicios, obligándoselas a acudir a los servicios públicos de empleo.

A las agencias de colocación se les requiere para comenzar a actuar la presentación ante el Servicio Público de Empleo estatal o autonómico de una declaración responsable del cumplimiento de los requisitos exigidos legalmente.

A las agencias de colocación se les exige que garanticen en su actuación el principio de igualdad en el acceso al empleo y la no subcontraten con terceros la realización de sus servicios.

Es contrario a la libre circulación de servicios impedir la existencia de agencias de colocación cuando el servicio público no puede satisfacer la demanda existente en el mercado para cierto tipo de actividades como son las de alta cualificación profesional.

Las agencias de colocación pueden ser entidades públicas o privadas, pueden efectuar su actividad con o sin ánimo de lucro, de manera directa o a través de portales de internet.

Cuando se trate de agencias de colocación públicas, por propia naturaleza han de ser necesariamente entidades sin fines lucrativos.

En cualquier actividad de intermediación debe garantizarse a los trabajadores la gratuidad por la prestación de servicios, no pudiendo exigirse a éstos ninguna contraprestación por los mismos.

La intermediación laboral realizada por los servicios públicos de empleo, por sí mismos o a través de las entidades o agencias de colocación con aquéllos, se debe realizar de forma gratuita también para los empleadores.

Las agencias de colocación sólo podrán cobrar a los empleadores y tan sólo cuando ejecuten su actividad de intermediación de forma autónoma.

Las agencias de colocación intervienen como sujetos ajenos por completo al contrato de trabajo, actuando en las fases previas al perfeccionamiento del contrato de trabajo, como mera instancia que facilita la celebración del contrato.

La cesión de trabajadores está prohibida a las agencias de colocación.

Las empresas de trabajo temporal pueden actuar como agencias de colocación cuando cuenten con las correspondiente autorización administrativa para desarrollar específicamente esta función.

El reconocimiento constitucional del derecho al trabajo como de la libre elección de profesión condiciona la actividad de intermediación de las agencias de colocación.

Todas las agencias prestarán sus servicios de acuerdo a los principios constitucionales de igualdad de oportunidades en el acceso al empleo y no discriminación, garantizándose la plena transparencia en el funcionamiento de las mismas.

A las agencias de colación se les exige un comportamiento exquisitamente neutral en orden a impedir la conformación de mercados cerrados de trabajo.

Las agencias de colocación deben elaborar y ejecutar planes específicos para la colocación de trabajadores desempleados integrantes de los colectivos con especiales dificultades de inserción laboral en función de la situación del mercado de trabajo.

Las agencias de colocación en sus actuaciones deberán respetar la intimidad y dignidad de los trabajadores en el tratamiento de sus datos.

A las agencias de colocación se les impone un deber de información, a través de una memoria anual de las actividades desarrolladas durante el ejercicio anterior.

Se califica para con las agencias de colocación como infracción administrativa muy grave exigir a los trabajadores precio o contraprestación por los servicios prestados.

Se califica como infracción administrativa muy grave solicitar datos de carácter personal en los procesos de selección o establecer condicione que constituyan discriminaciones favorables o adversas para el acceso al empleo.

Se califica para con las agencias de colocación como infracción administrativa muy grave establecer condiciones que constituyan discriminaciones favorables o adversas para acceder al empleo.

Se tipifica como infracción administrativa grave la publicidad de ofertas de empleo que no respondan a las reales condiciones del puesto ofertado o que contengan condiciones contrarias a la normativa de aplicación.

- Empresas de selección


Las empresas de selección efectúan una labor de apoyo a las empresas en la contratación laboral que no llega a ser de intermediación en la colocación.

Las empresas de selección se limitan a valorar las capacidades de los candidatos que la empresa les remite como posibles trabajadores a contratar, identificándoles los más idóneos para el puesto de trabajo o actividades de empleo que requiera la empresa.

Las empresas de selección no pueden realizar subrepticiamente funciones que les corresponden a las agencias de colocación. Las agencias de colocación, además de la intermediación en la contratación también puede realizar directamente labores propias de selección de trabajadores.

Se establece un deber de información acerca de las tareas de la empresa de selección al servicio público de empleo, que viene acompañada de la correlativa tipificación de su incumplimiento cómo infracción administrativa de carácter grave.

----------

Imagen: Diario Público