domingo, 13 de diciembre de 2015

La especialización, el intercambio y la división del trabajo


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Las economías debidas a la producción en gran escala, sobre las que se basa el moderno nivel de vida, no serían posibles si la producción se realizase en granjas o provincias que se bastasen cada una a sí misma. La especialización en las funciones permite a cada persona y a cada región aprovechar todas las ventajas de sus peculiares diferencias en habilidad o recursos productivos. Incluso en un grupo social primitivo, los hombres saben que, mejor que hacer cada cual todas sus cosas de un modo mediocre, es instituir una división del trabajo; así, p. ej., es mejor que los hombres gordos pesquen, los delgados cacen y los inteligentes ejerzan la medicina, cambiando cada uno los bienes que ha obtenido por los que necesita.

Especializacion, trabajo y economia

- La especialización acentúa y crea las diferencias


Además, partiendo de cualquier diferencia de habilidad personal, la especialización acentúa y hasta crea las diferencias. La caza hace a los hombres delgados y buenos para el acecho; una región sin recursos naturales especialmente adaptados a la fabricación de tejidos puede, no obstante, desarrollar un habilidad técnica que le de ventajas en esa actividad.

- La especialización, aún sin diferencias de aptitud, tiene ventajas


Finalmente, aun sin diferencias de aptitud, sean naturales o adquiridas, la especialización suele tener ventajas. Solo con ella puede alcanzarse un volumen de actividad suficiente que permita realizar las economías de producción en gran escala. Dos hermanos gemelos indios idénticos pueden encontrar más práctico que uno fabrique todas las flechas y el otro todos los arcos –aunque tengan que echar a suertes sobre quién fabricará cada cosa–, porque solo de este modo podrá cada uno de ellos fabricar suficiente cantidad de cada artículo para poder introducir mejoras técnicas en ellos.

- Adam Smith y su ejemplo para ilustrar el aumento de productividad debido a la especialización


Para ilustrar el aumento de productividad debido a la especialización, Adam Smith puso el ejemplo clásico de la fabricación de alfileres. Un solo hombre podría fabricar al día, en el mejor de los casos, algunas docenas de alfileres no muy perfectos, mientras que al ponerse de acuerdo un grupo de obreros, repartiéndose el trabajo de modo que cada uno de ellos realice repetidamente una misma operación simple, resulta que pueden fabricar cientos de miles de alfileres perfectos en el mismo período de tiempo.

----------

Fuente:
Curso de economía moderna | Paul A. Samuelson [Profesor de Economía en el Instituto de Tecnología de Massachusetts (EE.UU.) y Premio Nobel de Economía 1970] | Páginas 59 - 60.