domingo, 5 de julio de 2015

Los fondos de inversión, en su máximo


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

El patrimonio de sociedades y de fondos de inversión inmobiliaria se situó en 366.000 millones de euros al finalizar mayo y registrando su máximo histórico en la inversión colectiva, según Inverco. Se ha experimentado en concreto un incremento de 2.600 millones con respecto al mes de abril. Asimismo, el patrimonio que se invirtió en fondos y sociedades en el acumulado de 2015 ha aumentado en 46.700 millones, un 14% más que en diciembre de 2014.

Fondo de inversion inmobiliaria y economia

- Los fondos de inversión, en constante crecimiento


Después de veintinueve meses de crecimiento, el volumen de activos se ha elevado en 163.000 millones de euros, para ver la diferencia, un 80% más en comparación a diciembre de 2012. Según Inverco, el número de partícipes ha experimentado un incremento superior y se ha situado en los 9,14 millones, lo que representa un aumento de 890.000 partícipes en el 2015, un 10,9% más en comparación a diciembre de 2014. Tanto es así, que desde diciembre de 2012 se ha incrementado en un 3,4 millones e número de partícipes españoles, registrando de esta manera un aumento del 59,7% en este último tiempo.

- El volumen de activos de los fondos de inversión, y su rentabilidad


Podemos decir que el patrimonio de fondos de inversión mobiliaria ha alcanzado a 31 de Mayo los 221.815 millones de euros. Asimismo, en los cinco meses primeros de 2015, también el volumen de activos en fondos de inversión domésticos ha registrado un elevado crecimiento con 26.972 millones de euros. Los fondos de inversión se cerraron en mayo con una rentabilidad del -0,07% mensualmente, mientras que este año 2015 la rentabilidad ha sido nada más y nada menos que de 3,42%. En cuanto a la media interanual ésta se ha situado justamente en el 4,37%.

Para finalizar, el repunte en cuanto a la rentabilidad de bonos públicos venideros de las noticias de Grecia han marcado sin duda alguna el comportamiento de los mercados, originando rendimientos negativos en aquellos fondos con renta fija, más intensificados aún en los de renta fija y a largo plazo.