viernes, 23 de enero de 2015

El presupuesto público y fiscal


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

En esta entrada vamos a centrarnos en los planes del sector público como recaudador de impuestos (que constituirán sus ingresos) y procurador de infraestructuras y consumidor de bienes y servicios (que constituirán sus gastos). En definitiva, los planes del sector público van a girar en torno a la organización de sus ingresos y sus gastos, que se regulan mediante la política fiscal.

Presupuesto publico en economia

Los planes de ingresos públicos establecidos por el Estado siempre van en función de la renta en la medida que la cantidad de impuestos que se recauden vendrá dado por la cantidad de dinero que circule. Matemáticamente, la función de ingresos del Sector publico viene dada por los impuestos que el estado tiene que recoger para su funcionamiento básico, más los impuestos que dependen de la renta multiplicándose por esta misma, quedando tal que así: T = To + t * Y.

En esta fórmula, To representa a los impuestos autónomos (que no dependen de la renta y que componen lo básico para que exista el Estado) ‘t’ representa el tipo impositivo, también conocido como propensión marginal a la imposición (lo llamaremos tipo impositivo) y viene dado por el incremento de ingresos entre el incremento de renta y su valor siempre estará entre 0 y 1.

Por otra parte, los planes de gastos públicos establecidos por el Estado, a diferencia de los ingresos, no van a depender de la renta, sino que van a venir dados por una constante que llamaremos Go.

Cuando hablamos del presupuesto público, matemáticamente hablamos de la resta entre los ingresos y los gastos (PP=I-G) que cuando sustituimos lo que veníamos hablando arriba quedaría algo tal que así: PP= (To+t*Y)-Go, pero al simplificarlo, uniendo las constantes y dejando la variable separada, la formula tomaría la siguiente apariencia: (To – Go) + t * Y.

Para representarse, se tendrían que representar tanto la función T=To+t*/Y como la función G=Go, donde el gasto quedaría como una línea horizontal (a mano alzada más o menos por la mitad del eje vertical) mientras que el ingreso quedaría como muy similar a la función de consumo.

- Superávit, equilibrio presupuestario o déficit


Según cual sea el resultado de la resta de la que hablábamos al principio, que fuimos desarrollando, podemos hablar de tres situaciones distintas, hablaremos de superávit cuando los ingresos superen a los gastos, de equilibrio presupuestario cuando se igualen, y de déficit cuando los gastos sean superiores a los ingresos, así mismo, en la gráfica se podrán diferenciar estos tres casos con el punto de corte entre las dos funciones como referencia, el superávit estaría a la derecha del punto de corte, el equilibrio presupuestario que sería el propio punto de corte y el déficit quedaría a la izquierda del punto de corte. Tanto el superávit como el déficit vendrán dados por el triángulo que se forma entre una recta y otra.