lunes, 10 de noviembre de 2014

Derechos y libertades comunitarias y su incidencia en la ordenación pública de la economía


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

La pertenencia del Estado español a la Unión Europea tiene importantes repercusiones en el diseño de los contornos y principios de la intervención pública en la economía en cuanto supone una unificación o armonización supranacional de los escenarios y técnicas de intervención administrativa.

Derecho comunitario y economía

Por eso, la unificación de instituciones político-económicas debe ir acompañada de una unificación de los distintos marcos jurídicos de los Estados miembros en orden a alcanzar un grado suficiente de uniformidad derivada del contenido de su función ordenadora, que permita neutralizar el efecto distorsionador provocado por la diversificación del factor jurídico nacional.

Por ello, el ordenamiento jurídico comunitario es fuertemente intervencionista, pues regula la mayoría de las actividades económicas. En definitiva, el Tratado de la Unión Europea ha reafirmado la idea de constitución de una unión cada vez más estrecha entre los pueblos europeos, de manera que la Unión Europea se encuentra inmersa en un proceso que habrá de conducir ineludiblemente hacia una comunitarización de las distintas políticas nacionales.

La finalidad de la Unión Europea queda expuesta en el preámbulo del Tratado de la Unión Europea, en el que los Estados firmantes manifiestan su intención de constituir una Comunidad Europea con la que, se pueda garantizar el progreso económico y social de sus respectivos países, eliminando las barreras que dividen Europa.

- Consecuencias de la adhesión a la Unión Europea


Nuestra adhesión a la Unión Europea supone que nuestro Estado asume el marco jurídico y económico que impone nuestra integración en esta organización supranacional. Es por ello que nuestra soberanía económica quedó cedida a la Unión Europea con nuestra adhesión a ella. De este modo, tomamos como nuestros los objetivos propios de la Unión Europea, lo que supone dos cosas como consecuencia:

+ Asunción de sus objetivos

+ El desarrollo de un modelo de mercado común y de libre competencia.

+ La sujeción al Derecho comunitario y la obligación de cumplimiento para con él, imponiéndose como propio todo el sistema jurídico normativo del sistema comunitario.

- Medidas de la Unión Europea para con el mercado común interior


La Unión Europea ha ido estableciendo el conjunto de medidas que han supuesto la consagración de un mercado común interior. En primer lugar, la unión aduanera, esto es, la eliminación de gravámenes a los intercambios comerciales entre países miembros, y, en segundo lugar, una serie de políticas económicas sectoriales o políticas comunitarias, ya sea:

+ Complementado la unión aduanera.

+ Compensando los efectos que ésta produce, como la política social y la regional.

+ De carácter estratégico, de apoyo a sectores concretos importantes, como la política agrícola común.

+ De carácter más general o básico, como la política común de transportes, políticas, industrial, de medio ambiente, de defensa de los consumidores, etc.

El núcleo esencial de las concretas estas políticas son las libertades comunitarias. Se trata de cuatro vertientes de la libertad de circulación que son necesarias para establecer un mercado único europeo, configurado como un espacio sin fronteras interiores en el que estará garantizada la libre circulación de mercancías, personas, servicios y capitales.

El cumplimiento y la garantía de esos derechos y libertades condicionan las políticas económicas comunitaria y nacional de forma notable. Es por ello que la Unión Europea es la que marca la regulación pública de la ordenación económica, aunque también hay otros sectores que han resultado afectados por la Unión Europea, como la liberación de sectores (TV1, telefónica, etc.).

- ¿Cómo se lleva a cabo la ordenación pública de la economía?


En resumen, la ordenación pública de la economía se lleva a cabo a través de:

+ Una organización del mercado común, mediante el establecimiento de reglas comunitarias.

+ Unas competencias económicas de la Unión Europea, como la política aduanera, los sectores económicos sobre todo básicos o estratégicos y la apertura de mercados.