sábado, 11 de enero de 2014

El sector público y la política fiscal


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

La política fiscal, que lleva a cabo el Gobierno o sector público, está formada por el conjunto de actuaciones sobre el gasto público y los impuestos que van a incidir sobre el empleo y el nivel de actividad.


Politica fiscal

- El gasto público


Dentro del gasto público tenemos que incluir dos tipos de gasto, a saber las compras del Estado y las transferencias del Estado, que veremos por separado.

+ Compras del Estado


Las compras del Estado no son ni más ni menos que el gasto en bienes y servicios, como puede ser la construcción de carreteras o la compra de ferrocarriles. También podemos incluir dentro de las compras del Estado el pago por los servicios de los funcionarios.

+ Transferencia del Estado


Las transferencias del Estado van a consistir en un aumento de la renta de determinados grupos de individuos, como pueden ser los jubilados o los parados.

El gasto público va a ser en definitiva y a efectos prácticos uno de los componentes más importantes del nivel del Producto Interior Bruto, formando parte del nivel global de gasto de la economía.

- Los impuestos


Los impuestos conforman el principal instrumento de la política fiscal, llegando los mismos a incidir de diversas formas en la economía, como veremos a continuación.

+ Influencia de los impuestos en las familias


En primer lugar los impuestos van a reducir las rentas de los individuos de un determinado país. Esto tiene una lógica consecuencia: estos disponen de una renta disponible menor y su gasto y ahorro será por tanto más reducido.

Los impuestos influyen a corto y a largo plazo, por tanto, en el consumo y el ahorro privados.

+ Influencia de los impuestos en las empresas


En segundo lugar los impuestos van a traducirse en un cambio en los precios de bienes y factores de producción, afectando a las diferentes empresas en impuestos como puede ser el impuesto de sociedades.

+ Impuestos y crecimiento económico


De esta forma un Gobierno que esté interesado en fomentar el crecimiento económico tenderá a bajar los tipos de los impuestos que afectan a empresas, para que estas inviertan más en crecer (lo que se traduce en una mayor contratación, por ejemplo) o los que afectan a las familias, pudiendo estas consumir más o dedicando una mayor parte de su renta al ahorro (recordemos que al final, cuando una familia ahorra y tiene su dinero en un depósito en el banco, este dará intereses y sobre estos el Estado también se llevará irónicamente un porcentaje mediante otro impuesto).

----------

Francisco Mochón, Economía, teoría y política, páginas 266-267.

----------



Artículo redactado por Javier García de Tiedra González, estudiante de Derecho en la Universidad de Cádiz y administrador de Derecho en red.