domingo, 5 de enero de 2014

La economía como proceso institucionalizado, de Karl Polanyi


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Karl Polanyi fue un crítico económico y antropólogo económico, nacido en Viena a finales del siglo XX. Los dos aspectos básicos de su teoría son la diferenciación del significado de economía en dos sentidos, a saber, economía substantiva y economía formal. Y, por otro lado, que la economía formal únicamente funciona en una economía de mercado, imposibilitando su aplicación en la totalidad de sociedades y sistemas económicos.

Proceso institucionalizado y economia

Este artículo es una explicación de esas dos ideas básicas de su aportación teórica tanto a la ciencia económica, como a la antropología.

- Karl Polanyi, y los dos significados de lo económico


Según Karl Polanyi, los dos significados que puede tener lo económico, no tienen nada en común. El significado substantivo hace referencia a la supervivencia del hombre, relacionado con el medio y sus semejantes, mientras que el significado formal hace referencia a la relación entre los medios y los fines, y la capacidad de elegir, ya que la definición formal implica la elección de usos de medios insuficientes, mientras que la definición substancial, no.

La definición formal requiere insuficiencia de medios, y que la elección esté inducida por la insuficiencia. Asimismo, para que la insuficiencia induzca a la elección, debe haber más de un uso para esos medios, ordenados por orden de preferencia. Estas elecciones y sus consecuencias, son cuantificables en forma de precios.

Según el autor, la única forma de comprender plenamente la economía en cualquier circunstancia, es basándose en la definición substancial, ya que es la única que puede producir los conceptos necesarios para ello. Dice también, que, dado que la ciencia económica se ha desarrollado en Occidente, donde por vicisitudes de la historia la definición formal y substancial se han mezclado, no ha habido hasta el momento esa capacidad de distinción de las dos definiciones en los científicos sociales, pese a ser necesaria para comprender otros sistemas.

Fuera del sistema de mercado, el análisis económico pierde la mayor parte de su utilidad para investigar el funcionamiento del sistema económico.

- El sistema económico, un proceso institucionalizado


El sistema económico es un proceso institucionalizado, y estos procesos pueden ser de transacción o de disposición, siendo el primero un proceso bilateral, y el segundo unilateral. El hecho de ser una institución, dota al proceso de sentido, y le otorga una función en el entramado social, estando el sistema económico incrustado en procesos económicos y no económicos, y siendo estos últimos vitales y variables.

- El estudio de las instituciones económicas deberá partir de su relación con otras instituciones


Por tanto, el estudio de las diferentes instituciones económicas debe comenzar por la relación que tienen con otras instituciones. Los distintos procesos económicos pueden asociarse a distintas instituciones y formas sociales, ya que utilizan canales ya creados para cumplir su función: La reciprocidad existe en sociedades con organizaciones sociales básicas. La redistribución precisa de un foco de almacenamiento, y está presente en todos los niveles de la civilización (incluso a día de hoy). El intercambio, por último, necesita un sistema formador de precios de mercado, o, lo que es lo mismo, un sistema de precios contractual.

- Comercio, dinero y mercado: un todo indisoluble


El comercio, el dinero y el mercado forman un todo indisoluble, ya que el comercio es un movimiento de doble sentido de bienes a través del mercado, y el dinero son bienes cuantificables que facilitan el movimiento.

El comercio, desde el punto de vista substantivo, es una forma de adquirir bienes que no se disponen de forma inmediata. El comercio puede ser de tres tipos: El primero es aquél en que tiene una función secundaria, estando subordinado, el segundo es el comercio administrado, y el tercero es el comercio de mercado.

El dinero, por otro lado, es un medio de intercambio que precisa la existencia de una economía de mercado, y que cumple tres funciones: de pago, de standard o de intercambio. Asimismo, también tiene dos significados: el de unidades ideales y el de instrumentos operacionales. Las unidades ideales son verbalizaciones utilizadas como unidades cuantificables para el pago o el standard. Los instrumentos operacionales son raros y se usan como objetos cuantificables para operaciones estadísticas, aritméticas, etc.

- Análisis de Polanyi de los elementos del mercado


Por último, Polanyi analiza los elementos del mercado, y dice que mercado e intercambio tienen características independientes. Dos elementos del mercado son específicos: la multitud de oferta y la multitud de demanda. También lo es el elemento de equivalencia, del que depende que un mercado sea de índice fijo o formador de precios. Por otro lado, la oferta y la demanda aparecen como fuerzas combinadas, cuando cada uno cuenta con elementos muy distintos, por un lado los bienes, y por otro, las personas. Asimismo, constituyen grupos de personas distintos, según si venden los bienes como recursos o si los compran como necesidades.

Personalmente, el artículo de Polanyi me parece espeso y de difícil lectura, cosa que no me gusta, no porque resulte más complicada su lectura, que también, sino porque eleva el conocimiento a esferas elitistas. Aun así, el análisis de Polanyi me parece acertado.

Ya comentaba en el análisis del artículo “La economía primitiva de los isleños de Trobriand”, que, muy probablemente, daría resultados estériles el análisis de procesos, instituciones y sistemas económicos ajenos, basándonos en los nuestros. Este artículo, en parte, viene a confirmarlo.

Lejos de hacer una crítica negativa a Polanyi, quisiera reflexionar sobre el hecho de que la economía de mercado, basada en el intercambio, sea la única que puede definirse desde el punto de vista formal. Esta definición de economía –la formal-, es más abstracta que la substancial, que atañe directamente a la realidad.

La cuestión es, por qué la economía de mercado existente en Europa, y más tarde casi en la totalidad del globo, responde sin problemas a la definición formal de económico (llegándose, como dice Polanyi, a mezclarse ambas definiciones), y no lo hacen otros sistemas.

En el poco espacio del que dispongo no puedo más que plantear si tal cosa no puede estar relacionada con toda la herencia cultural, y especialmente filosófica y metafísica, de Europa. Tan alejada de la realidad está la definición formal de económico, como lo están las dos partes de la realidad en las teorías platónicas, cuya herencia es rastreable hasta nuestros días, tanto en la religión, como, y esta es la hipótesis que quizá valdría la pena analizarse, en la economía.

Quizá el desarrollo de la economía de mercado en Occidente responda a circunstancias insertadas en nuestra forma de pensar desde hace ya más de dos mil años.

----------

Imagen: El Blog Salmón