martes, 1 de octubre de 2013

La economía agrícola en la Alta Edad Media


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Durante los primeros siglos de la edad media las tierras cultivadas representaban una pequeña proporción con respecto a las cubiertas de bosques, pastos y matorrales. La tierra inculta constituía una importante fuente de riqueza porque ofrecía animales salvajes, frutos silvestres, combustible y otros productos. Los hombres aprovechaban la carne y las pieles de los animales a través de la caza, la pesca y la ganadería.

Economia agricola

- La economía silvo-pastoril


Nadie impedía el uso de lo no cultivado, ni en las tierras libres ni en las privadas, aunque en estas últimas había que pagar un canon al propietario. La economía basada en lo inculto (llamada economía silvo-pastoril) aseguraba un mejor sustento que la basada en las tierras de cultivo.

+ El rendimiento de las tierras de cultivo frente a las necesidades humanas


Estas últimas, de hecho, tenían un rendimiento cada vez más alejado de las necesidades humanas. El sistema de cultivo más habitual era la rotación bienal, que consistía en dividir el terreno en dos partes de las que una se sembraba mientras que la otra se dejaba descansar para evitar su empobrecimiento. El bajo nivel tecnológico de la agricultura del momento hizo decaer, con respecto a la época romana, el cultivo del trigo. Se preferían otros cereales, como el centeno, la cebada, el mijo o la avena, más fáciles de cultivar. Su variedad proporcionaba, además, una cierta seguridad: al diferenciar ampliamente los cultivos se esperaba tener éxito al menos con uno de ellos, incluso en el supuesto de adversas condiciones climáticas.

El limitado rendimiento de los campos obligó a los campesinos a concentrar trabajo y energías en los huertos.

- La sociedad rural en la Alta Edad Media


La sociedad rural de la alta edad media estaba organizada de distintas formas: desde la aldea hasta la gran explotación agrícola típica de la época carolingia.

+ La aldea en la Alta Edad Media


La aldea fue, originariamente, una comunidad basada en los derechos de utilización de las tierras incultas. Había reglas y ritmos para controlar la explotación de los bosques, de los pantanos y de los pastos. Las aldeas se opusieron a los nobles que querían limitar los derechos de uso de las tierras comunales (incultas) para añadirlas a sus propiedades. Estas disputas se resolvieron de distintas formas según los lugares: en Alemania y en Italia la solidaridad campesina supo hacer frente a las usurpaciones de los señores, mientras que en el área central del imperio, entre el Loira y el Rin, se desarrolló la gran propiedad carolingia. En la península Ibérica convivieron las dos formas de explotación ya que los reyes favorecieron en muchos casos a las aldeas.

+ La gran propiedad carolingia o villa


La gran propiedad carolingia, llamada villa, se dividía en dos partes complementarias: la pars dominica y la pars massaricia. En la primera, constituida por habitaciones, establos, caballerizas, huertos y terrenos plantados de árboles frutales, vivía el señor con su corte; la segunda comprendía los mansos, es decir, un conjunto de tierras que pertenecían a las familias campesinas.

Como consecuencia de la baja rentabilidad de las tierras cultivadas y de la escasez de mano de obra, los señores impusieron a los campesinos de los mansos unas prestaciones cada vez más onerosas, llamadas corvées. Poco a poco, las corvées pasaron a ser hereditarias, ligando los campesinos a sus señores con unos vínculos de esclavitud que se transmitían de padres a hijos.

- Otras actividades económicas: las ferias y pequeños mercados


La economía de la edad media se basaba en el aprovechamiento de la tierra, pero eso no significa que no existieran otras actividades productivas. La investigación histórica ha demostrado que nunca ha existido una economía tan cerrada: ferias y pequeños mercados, que tenían lugar cerca de los monasterios o de los castillos señoriales, permitían el intercambio de cereales, vino, tejidos y herramientas.

+ Disminución del comercio de largo alcance con la caída del Imperio romano


La caída del Imperio romano, la invasión de los bárbaros y la expansión árabe habían determinado una disminución del comercio de largo alcance, pero éste no había desaparecido del todo.

+ Surgen asociaciones libres de artesanos, vendedores y banqueros


Venecia, por ejemplo, en el siglo VIII era ya un importante centro de intercambio de sal, especias, esclavos, tejidos y joyas. A este período se remonta también la aparición, en la zona norte de los Alpes y en Italia, de asociaciones libres de artesanos, de vendedores y de banqueros, lo que manifiesta la existencia de prósperas actividades comerciales y artesanales.

----------

- Historia de la economía: otros artículos en el blog


+ La economía hitita

+ La revolución de los precios a mediados del siglo XVII

+ Progresos agrícolas y recuperación demográfica en la revolución industrial

+ Los orígenes de la economía política

+ El aumento de la producción en la revolución industrial

+ Cambios tecnológicos en la revolución industrial

+ Medidas que se implementaron para superar la crisis de 1929

+ La reforma fiscal de 1986 en Estados Unidos