viernes, 21 de diciembre de 2012

La industrialización fuera de Europa


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

En lo que se refiere a la industrialización fuera del ámbito del continente europeo, es de destacar el caso de los Estados Unidos de América.

Industrializacion en Estados Unidos

- Factores que impulsaron el desarrollo económico estadounidense


Para el desarrollo económico estadounidense después de la independencia, fueron de particular relieve los siguientes factores: la abundancia de tierra cultivable en un espacio inmenso poco habitado, que favoreció la importación de mano de obra; un entorno natural muy dotado de recursos tanto en el subsuelo como en la superficie, que favoreció el despegue industrial; una amplia variedad climática que permitió los cultivos más variados, así como la relativa especialización productiva de los distintos estados: algodón en el sur, manufacturas en el noroeste y bienes alimenticios en el noroeste.

+ Menor intervención pública en la economía


La intervención pública en el desarrollo económico fue menos intensa que en Europa, ya que la filosofía predominantemente liberal no veía con bueno ojos la intervención del estado en la actividad económica, y únicamente en pocos casos se dio la garantía del estado para atraer inversiones extranjeras en los sectores que requerían el empleo de capital particularmente considerable, como en el transporte ferroviario y las comunicaciones, telégrafos y teléfonos.

- Fordismo: la moderna producción en masa


Hacia 1908 el industrial Henry Ford creó la primera cadena de montaje, que fue el símbolo de la moderna producción en masa, el llamado fordismo, cuyas principales características son las siguientes: mayor rapidez de las tareas, que genera incrementos de productividad; aumento de los volúmenes de producción, que permiten rebajar el coste del producto; incremento del nivel salarial, que crea una nueva demanda y, por consiguiente, un posterior ensanchamiento de la producción.

- Organización del trabajo de la fábrica de Frederick Taylor


En los primeros años del siglo, los Estados Unidos presentaban una situación industrial caracterizada por el desarrollo de nuevos sectores que producían los bienes a gran escala; contemporáneamente la creciente inmigración de mano de obra no cualificada fue absorbida rápidamente por la industria, pero sin la preparación necesaria, no estaba capacitada para satisfacer las necesidades de los productores. El famoso ingeniero Frederick Taylor propuso reorganizar el trabajo de la fábrica con el fin de mejorar la eficiencia, aplicando el Scientific Management (método de la organización científica del trabajo) o "taylorismo", cuyos fundamentos consistían en la selección y la preparación de la mano de obra partiendo de una base científica, en la subdivisión del trabajo de los obreros en operaciones y movimientos elementales con la finalidad de eliminar los derroches y pérdidas de tiempo, y con la estrecha colaboración entre dirigentes y grupos de obreros. Las técnicas del taylorismo fueron aplicadas a gran escala a nivel mundial hasta la segunda guerra mundial, incluso en la ex Unión Soviética en tiempos de los primeros planes quinquenales.

Los cambios registrados en los mercados y las tecnologías en la segunda posguerra, junto al apoyo gubernamental para aumentar la demanda agregada (es decir, el valor total de todos los gastos efectuados en un país), han favorecido la evolución de la empresa moderna, que se convierte gerencial a consecuencia del desvanecimiento de la coincidencia entre la propiedad y la dirección de la empresa. Un tipo específico de empresa que ha expandido sus inversiones en terceros países, sustancialmente a través de la implantación de sus instalaciones productivas en el extranjero en sectores determinados (automóvil, banca, petróleo, etc.), es la denominada sociedad multinacional. Este tipo de empresa es de grandes dimensiones; su característica esencial consiste en el hecho de que establece el centro de dirección y planificación estratégica en un único país, mientras que las actividades productivas y de comercialización son distribuidas en varios países del mundo. Antes de la guerra, esta modalidad de inversión fue practicada principalmente por la Gran Bretaña, cuya proporción de inversión internacional superaba el 45%; por el contrario, después de la guerra, ha prevalecido la inversión transnacional estadounidense, superior al 50% del total.

La naturaleza de estas inversiones no respondían sólo a motivos económicos sino también de índole política; de hecho, a través de las multinacionales los países más industrializados podían establecer relaciones de colaboración a la vez que de dominio con los países del Tercer Mundo.