martes, 18 de julio de 2017

Concepto y acepciones del término "economía"

La economía es el conjunto de actividades y relaciones humanas vinculadas a la producción, distribución y consumo de bienes y servicios. 

Economia

- Economía capitalista


La economía capitalista es aquella en la que la propiedad de los medios de producción es privada.

viernes, 30 de junio de 2017

La lucha contra las parcialidades de la organización capitalista (IX): la influencia de la ordenación estatal

En la Primera Guerra Mundial hubo de ponerse la Economía completamente a disposición del Estado. Pero el Estado se vio en la obligación de atender al sustento de la población, cosa de que antaño no necesitaba preocuparse en las épocas propicias para el lucro. Además de organizarse la economía de primeras materias tuvo que surgir la economía de alimentación de guerra. El Estado reguló la distribución, dado que empezó fijando precios máximos; pero después se vio precisado a emitir cédulas de abastecimiento, cartas de pan, de carne, de grasas, etc., para que las exiguas existencias no aprovecharan únicamente a los que mejor pagasen. De la regulación del reparto hubo que pasar al fomento de la producción, parte asegurando precios favorables, en algunos países también mediante el cultivo obligatorio. Se agrupó a los diversos grupos de la economía para lograr el abastecimiento de sus miembros y fijar las utilidades de sus servicios.

Ordenacion estatal e historia de la economia

Allí donde el Estado pudo echar mano de una economía bien desarrollada resultó facilitado el abastecimiento. Así aprovecharon a la Administración militar las existencias de café acumuladas en Hamburgo mediante el comercio a plazo. Desgraciadamente, era en Rotterdam donde se hallaban los correspondientes acopios de trigo. Ya en el verano de 1914 se fomentó la exportación de trigo alemán por el sistema de las cédulas de importación. Fue fatal que la Hacienda del Imperio se apoyara especialmente en los derechos aduaneros sobre el trigo, que a principios de la guerra hubieron de derogarse para facilitar la importación extranjera. Se dejó de financiar la guerra mediante impuestos: todo se obtuvo por vía de empréstitos que disimulaban la gravedad de la situación financiera.

miércoles, 28 de junio de 2017

La lucha contra las parcialidades de la organización capitalista (VIII): brotes social-capitalistas

El centro de gravedad de la economía moderna está en las grandes empresas y en las agrupaciones financieras llamadas concernos. Incluso cuando se opta por la forma de sociedad anónima puede hallarse la influencia en manos de unos pocos, ya sea porque el derecho de voto esté circunscrito a un pequeño grupo de accionistas, o ya porque las decisiones respecto de una sociedad queden en manos de otra de menor capital social, en América una Holding-Company, en la que, por tanto, baste para formar mayoría un paquete de acciones más reducido. A pesar de sus derechos formales, era exiguo el influjo del accionista individual en la Junta general. ¿Cómo podía él asistir a sus reuniones, si tenían lugar lejos de su residencia? Entonces se transfirió la representación de sus derechos al Banco en que estaban depositadas las acciones. En los Estados Unidos no se ha formado hasta después de la guerra la participación de la masa del público en la posesión de acciones. Era necesario montar una representación especial para proteger a los accionistas ante la opacidad que los directores sabían dar, de muchas maneras, a sus balances, y sobre todo tratándose de un sistema de cartera de diversas empresas.

Banco e historia de la economia

Las situaciones de preferencia surgían especialmente del hecho de que un grupo determinado se hallase en condiciones de servirse del medio capitalista mejor que otro. Así descansó la prepotencia del comercio en los comienzos del movimiento capitalista, la preponderancia de la gran explotación en la agricultura y la industria frente a la pequeña explotación. Pero ¿no podría ésta valerse del mismo medio? De hecho vemos retroceder la usura donde se desarrollan las cooperativas de crédito. Florecieron especialmente en la región de Hesse-Darmstadt, al paso que hallaron menor eco en la primitiva Hesse Electoral, donde por ello persistió más tiempo la usura.

martes, 27 de junio de 2017

La lucha contra las parcialidades de la organización capitalista (VII): las uniones de empresarios

Al instaurar una economía de mercado libre se había pensado que ésta traería a la vida muchas empresas pequeñas. De hecho, la favorecida fue la gran explotación, a la cual abrió un amplio campo de salida que éste pudo aprovechar mediante la producción mecánica en masa sobre base capitalista. Los clásicos identificaban al empresario con el poseedor de capitales. Al aumentar la demanda de capitales se diversificaron las funciones de director de la producción y poseedor de capitales. Los empresarios independientes fueron orillados por las Sociedades anónimas. Al empresario independiente hubo de interesar el conservar la independencia de su fábrica, cuyas peculiaridades se debían a él. Cosa distinta era la actitud del accionista, a quien preocupaba únicamente el interés de su capital, siéndole indiferente la forma de la empresa en que se obtuviera. Por ello la Sociedad anónima era la más adecuada para prestar asentimiento a una unión o a una estatización, incluso contra la voluntad del director de la empresa, si de esta manera parecían quedar más afianzados los intereses del capital.

Uniones de empresarios e historia de la economia

El empresario independiente intentó agenciarse una posición ventajosa descubriendo nuevas rutas comerciales o hallando nuevos procedimientos. Cuando después vinieron otros a ejercer su actividad en el mismo campo y ya no pudo hablarse de preferencias, cada cual hubo de acotar nuevos terrenos para sí propio. Así, la casa hamburguesa Hertz no sólo trajo antes que nadie, en 1844, del África occidental moluscos de Zanzíbar-Kauri, sino que también trabajó el comercio asiático y el suramericano. Abbe no sacó patente alguna: cuando otros pudieron presentar microscopios iguales a los de los talleres Zeiss, ya habían éstos inventado algo nuevo en materia de anteojos y telescopios. Pero en cuanto se habían invertido millones en una industria determinada y miles de obreros tenían ocupación en ella, la dirección había de atender a conservar la explotación. Lejos de consagrarse los competidores a esquilmar cada vez más el mercado en las épocas de crisis mediante recíprocas ofertas a la baja, parecía lo más natural el agruparse con el fin de dominarlo.

domingo, 25 de junio de 2017

La lucha contra las parcialidades de la organización capitalista (VI): las organizaciones de explotación

Aunque el obrero logró influir en la fijación del contrato de trabajo mediante sus secretarios sindicales, su vida se desenvolvía, sobre todo en la explotación donde se hallaba, no frente al director de la empresa, sino a los subdirectores, como maestros de obras y capataces. Precisamente aquí podía haber rozamientos, por ejemplo, en minería, donde el decidir sobre la capacidad de salida de los cargamentos o la nulidad de los carros cargados era cosa que resolvían meros representantes del empresario. ¿De qué podían servir al obrero la organización política y la sindical, si no iban a tener eficacia en la explotación para servir a sus propios intereses?

Organizaciones de explotacion e historia de la economia

Así como en Alemania no se dio a los Tribunales industriales sino la posibilidad de actuar en calidad de oficinas de conciliación, la Novela a la Ordenanza industrial de 1891 no instituyó, como se esperaba, Comisiones obreras obligatorias, sino meramente discrecionales. Con todo, algunos empresarios procedieron por sí mismos a otorgar a los obreros derechos independientes en la explotación.